TU Berlin

Technische Universität BerlinDirectivas medioambientales de la TUB

Page Content

to Navigation

There is no English translation for this web page.

Directivas medioambientales de la Technische Universität Berlín

Mittwoch, 10. Dezember 1997

El Senado Académico de la Technische Universität Berlín ha aprobado por unanimidad en fecha 12 de noviembre de 1997 las directivas medioambientales de la entidad. En fecha 10 de diciembre de 1997, el Consejo Administrativo se ha manifestado también de modo favorable a las directivas medioambientales. Con ello, la dirección de la universidad y los miembros de la misma en todos los niveles se declaran a favor de hacer evolucionar la universidad orientada ecológicamente. Mediante la aplicación de las directivas, la universidad debe seguir manteniendo su función social modelo.

El Senado Académico y la Presidencia de la Technische Universität requieren con ello a los miembros de las áreas científicas y de servicios de la Technische Universität Berlín para la implantación de las directivas medioambientales en la enseñanza, la investigación y el servicio participando de forma activa. La actuación diaria y las decisiones en todos los puestos de trabajo deben estar influidas por la consciencia de las directivas. El objetivo es, en última instancia, conseguir una amplia integración de la protección medioambiental.

Preámbulo

La Technische Universität Berlín se considera comprometida hacia el principio del desarrollo sostenible, considerando la dramática situación medioambiental en el ámbito mundial:

El desarrollo sostenible (Sustainable Development) es el desarrollo que satisface las necesidades de las generaciones actuales sin poner en peligro la satisfacción de las necesidades de las generaciones futuras. (World Commission on Environment and Development, Our Common Future (informe Brundtland), 1987)

La universidad tiene una responsabilidad social especial, ya que forma y deja su sello sobre las personas que deberán tomar en el futuro las decisiones de nuestra sociedad, lo cual es al mismo tiempo una responsabilidad y un desafío. Dado que la investigación científica repercute sobre las personas y la naturaleza, la ciencia tiene una responsabilidad especial respecto a los objetivos y resultados de su investigación.

La Technische Universität Berlín, con su amplio abanico de especialidades y las posibilidades interdisciplinarias, se posiciona a favor de afrontar el desafío ecológico mediante el desarrollo de una ciencia orientada hacia el medio ambiente y conectada con él, para conseguir un desarrollo a largo plazo (Sustainable Development).

Con sus 37.000 miembros aprox. y el volumen de consumo de materiales y de energía que conlleva, la Technische Universität Berlín es comparable a una gran empresa económica. Es necesario minimizar la considerable contaminación medioambiental producida por el funcionamiento de la universidad.

Para poner de manifiesto la responsabilidad hacia la formación de las generaciones futuras y hacia el fomento de la consciencia y de la actuación medioambientales universitarias en la enseñanza, la investigación y en el funcionamiento cotidiano, la Technische Universität Berlín aprueba la carta CRE para el Sustainable Development (CRE-COPERNICUS: The University Charta for Sustainable Development, 1994) y establece las directivas medioambientales siguientes:

Directivas:

  1. La protección y conservación de las bases naturales de la vida en el marco de un desarrollo sostenible es el objetivo prioritario de nuestra universidad en la investigación, enseñanza y servicio. La tarea es la elaboración interdisciplinaria necesaria para ello de los conocimientos básicos para la protección medioambiental, así como de la transferencia de conocimientos en todas las áreas de la sociedad y en la práctica interna.
  2. Fomentamos la consciencia medioambiental de todos los miembros de la universidad. La protección medioambiental es un elemento fijo de nuestras ofertas de enseñanza y estudios y de la investigación. Los estudiantes y trabajadores reciben preparación y formación continua, para que ejerzan su actividad profesional teniendo consciencia de su responsabilidad hacia el medio ambiente.
  3. La investigación y la enseñanza se desarrollan bajo los aspectos de protección medioambiental. Investigamos de forma preventiva ensayos y tecnologías sobre posibles contaminaciones medioambientales. Las áreas especializadas y los organismos interdisciplinarios de la universidad fomentan el trabajo científico en el campo medioambiental, así como la conexión y el tratamiento interdisciplinario de las cuestiones relevantes para el medio ambiente en la investigación y la enseñanza. Desarrollamos nuestra universidad de acuerdo con los principios de actuación de la carta CRE. («La carta de las escuelas superiores para el desarrollo sostenible» puede obtenerse a través del TU-departamento de servicios técnicos de seguridad y protección medioambiental (SDU): hoja suelta I.A.II.)
  4. Nuestra universidad persigue el intercambio intensivo con otras escuelas superiores para el fomento del ideal de protección medioambiental. Mediante la colaboración selectiva en la investigación, la enseñanza y el servicio en el ámbito nacional e internacional, afrontamos la responsabilidad global hacia el medio ambiente y el desarrollo sostenible.
  5. Implantamos la protección medioambiental en todos los departamentos de nuestra universidad, de forma que tanto la administración como las áreas técnicas asumen su responsabilidad y cooperan en los asuntos de protección medioambiental. Mediante la aplicación ecológica de las mejores técnicas disponibles conseguimos una mejora continua de la protección medioambiental en nuestro servicio. Para las inversiones y adquisiciones futuras de la universidad tendremos en cuenta con antelación las repercusiones medioambientales y concederemos preferencia a las variantes medioambientalmente más adecuadas.
  6. Actuaremos de forma ahorrativa con los recursos (materias primas, energía, agua). Las contaminaciones medioambientales, tales como los gases de escape, los ruidos, los residuos sólidos y las aguas residuales, los reducimos a una medida mínima económicamente sostenible. La reducción del uso del material y la reutilización de los materiales contarán con preferencia frente a la evacuación.
  7. Esperamos de nuestros proveedores y de las empresas que nos presten servicios el cumplimiento de unos niveles de protección medioambiental como los que nos hemos planteado. Influiremos sobre nuestros colaboradores para conseguir una mejora ecológica de las mercancías y servicios que les adquirimos. En la medida de lo posible, concederemos preferencia a los proveedores que cuenten con la homologación según la Ordenanza de auditoría ecológica de la CE o según la Norma ISO (International Standard Organization) 14001.
  8. Consideramos las premisas legales y las normas oficiales sobre protección medioambiental como unas normas mínimas a cumplir que deben ser superadas en la medida de lo posible. Lo que no esté regulado legalmente será cubierto bajo la propia responsabilidad. Las auditorías ecológicas regulares garantizan que en el futuro cumpliremos con las premisas, normas y ordenanzas internas de la universidad sobre protección medioambiental.
  9. Nuestra universidad mantiene un diálogo abierto y desarrolla un trabajo de relaciones públicas selectivo. Con ello queda garantizado que la implantación de la política medioambiental interna de la universidad resulta totalmente transparente y evaluable.

Navigation

Quick Access

Schnellnavigation zur Seite über Nummerneingabe